EL COACHING Y LA ÉTICA – Segunda Parte

etica

Gracias por los múltiples comentarios que hemos recibido a la primera parte de este reportaje especial. Ahora presentamos la segunda parte, donde veremos la participación del Lic. Felipe Ibañez Mariel con el tema legal de la ética y a Mirna Pérez Piris, con su enfoque del Coaching y la ética de Ia International Coach Federation. Estoy seguro que complementará aristas diferentes a este tema, que lo disfruten.

 

Ética Legal: Felipe Ibáñez Mariel

1

Estamos con el abogado ex presidente del comité de ética de la Barra de Abogados de México.

Yo soy barrista desde 1986 y durante seis años tuve la fortuna de ser coordinador de la comisión de ética, he sido profesor de ética en la Universidad Panamericana campus México, como en el campus Guadalajara, he impartido conferencias sobre ética y deontología en muchas universidades de México, y he participado en los congresos nacionales de abogados de nuestro colegio de ética en conferencias y como moderador.

Quien lo vea, quien lo lea, estamos con una verdadera personalidad para tratar el tema de ética.

Se lo agradezco

En términos generales, nuestro público es muy coloquial. ¿Qué es la ética y la moral en las profesiones?

La ética es una ciencia,  y como ciencia tiene un objeto material,  y tiene un  objeto formal,  el objeto material de la ética, que es la conducta humana; por conducta humana entendemos esos actos en los que interviene la inteligencia, la voluntad y la libertad, son los actos libres del hombre,  esos son los actos humanos, a diferencia de los actos del hombre, que poco se distingue de los factores que llevan a cabo los animales, como comer, respirar, cubrirse la circulación de la sangre, la digestión, en qué no interviene mayormente la voluntad, la inteligencia, y menos la libertad, en cambio el acto ético es ese acto reflexivo del hombre en que pone todas sus potencialidades, y que cuando se convierte en ético tiene el fin el bien, porque puede haber un acto humano en que tenga como fin lo contrario: el mal,  ¿cómo definiríamos el bien?, como Aristóteles lo define: aquello para lo cual las cosas fueron creadas. Entonces para qué fuimos creados los seres humanos sino para actuar racionalmente y para actuar libremente, cuando actuamos irracionalmente y cuando actuamos no libremente es cuando estamos encadenados al mal, cuando una persona actúa mal, pues el mal puede tener distintos grados, nosotros lo llamamos un acto ilícito a aquello que es contrario a las leyes de orden público, a las buenas costumbres,  como cumplir un contrato por ejemplo, pasarnos una señal de alto cuando vamos conduciendo un automóvil, o tirar basura, esos son actos ilícitos y hay otros actos en los que el estado se reserva una intervención más severa y que son actos que pueden ser considerados delitos y que la sanción es la privación de la libertad como sería en el homicidio o el secuestro, por ejemplo. Entonces el acto moral busca el bien del hombre, la ética tiene un fin mucho más amplio que el derecho, porque el derecho busca la perfección del hombre en su sociedad, el derecho siempre supone un alter ego, un otro yo. Entonces mi derecho termina donde empieza el derecho del otro, y la ética va mucho más allá, porque la ética además de suponer la perfección del hombre como ser social, supone la perfección del hombre como tal en todas sus dimensiones, tanto como ser individual, como ser social, de tal manera que hay actos que escapan al derecho. Yo pongo por ejemplo aquella película de Tom Hanks ‘’El náufrago’’, jurídicamente yo preguntaría qué deberes tiene un náufrago que está solo en una isla, jurídicamente yo le encontraría quizá, uno: la protección del medio ambiente, que no destruya su hábitat, todo lo que esto implica, mientras que éticamente el hombre tiene una serie de deberes, uno es aprovechar su tiempo, dos: volver a la civilización, porque lo está esperando la gente y hacer todo el esfuerzo para sobrevivir, entonces si nosotros recordamos aquella película, pues el señor lo primero que hace es buscar compañía, y como no la encuentra, no hay  ningún ser humano, toma una pelota, le pinta un rostro y platica con él, y luego se ocupa de aprender a pescar, aprender a hacer fuego y cuando lo piensa pues tiene que volver a la civilización, ya que tiene una familia, una novia y un trabajo, y como parte de su reflexión ética toma un paquete de los que su compañía tenía que repartir, porque él trabajaba en una compañía de mensajería, y toma un paquete y lo guarda de lo que rescata del naufragio, del avionazo que tuvo, él logra salvarse y cuando llega la corriente y trae los paquetes pues utilizan los que puede usar, pero no lo deja cerrado y se fija como obligación entregarlo a su destinatario algún día, y es como un compromiso con la civilización, con su trabajo y su ocupación de ser humano. Entonces ese es el deber ético: actuar bien.

Ya decíamos que el bien es aquello para lo que las cosas fueron creadas, pero el bien supone en primer término que la persona busqué un respeto,  es aquello que conviene a la cosa,  es aquello que da perfección,  y en tercer lugar es aquello que es conforme a su naturaleza, entonces todo acto que nosotros vamos a llevar a cabo para que sea ético supone el bien, entonces ahí cabría preguntarnos ¿cuándo vamos a actuar profesionalmente ya llevándolo al ámbito de la profesión?, esto conviene, por decir, cuando estamos en una tarea jurídica,  esta conducta o este consejo que voy a dar a mi cliente, ¿le conviene a él realmente?, puede ser que yo vaya a cobrar un honorario y fije una cantidad mensual, pero que yo alargué esa relación en beneficio de interés propio contrario al de mi cliente, entonces ya no le conviene a mi cliente y yo tengo que anteponer el interés ajeno al propio.

Eso parece ser un distingo muy personal, si la persona alarga el tiempo en beneficio de él pero no de la otra persona, ¿ahí ya no está siendo ético?

2Efectivamente, es un acto reprobable éticamente, lo mismo sucedería en el coaching,  ese seguimiento tiene un principio y un fin, y el propósito es que la persona descubra, yo lo transformó y lo deformó, y si en lugar de hacer una labor de acompañamiento creó una relación de dependencia entonces ahí se acaba cualquier valor ético.

Entonces ahí se acabó es un valor personal ético.

Es muy personal, ahora obviamente que es personal, pero es algo objetivo como decíamos que es una ciencia y tiene sus propias reglas y su propio método, el método de la ética es prácticamente el método de la prudencia, es una de las cuatro virtudes cardinales y aquí hablando de virtudes, el orden de los factores sí altera el producto: prudencia, justicia, fortaleza y templanza. La prudencia es obrar conforme a la recta razón, es decir, la razón correcta, entonces hay una objetividad, el hombre cuando va a tomar una decisión ética tiene que iniciar con una deliberación, luego emitir un juicio, y luego lo que se llama el imperio, es decir, vamos a definirnos cada uno. La deliberación es establecer las razones en pro o en contra. El juicio es tomar una resolución después de haberla deliberado, y finalmente el imperio es poner manos a la obra, entonces ese tiene que ser el método de la ética, cuando nosotros nos encontramos frente a cualquier dilema en que decimos ‘’mi actuar va a ser ético o no’’, ‘’va ser ético este consejo que le voy a dar un cliente, es ético, es correcto…’’ entonces tengo que deliberar las razones en pro y en contra, después ya que deliberamos, entonces tomo una resolución. Ese es el camino finalmente lo pongo en práctica porque si no pues sería como un automóvil, que lo conduzco sobre ladrillos y nunca avanza y ¿cómo voy a deliberar? los abogados tenemos la ley, la doctrina y la jurisprudencia, y finalmente los amigos, porque hay veces qué tengo que decidirme a través del consejo a veces, los actos es muy fácil encontrar si se actúa bien o mal, pero en ocasiones podemos afectar a terceros.

Y hay que considerarlo inclusive como dice usted, consultarlo con otros colegas.

Exactamente, por ejemplo una decisión dentro de la empresa para salir de una situación económica apurada, yo tengo que decidir dónde voy a efectuar recortes, entonces ahí es donde viene y voy a tener que recortar al personal, voy a tener que recortar en gastos de representación, voy a reducir costos de reproducción ¿qué es lo más conveniente? y ahí es donde viene la aflicción,  aquí habría otro problema ¿cómo voy a saber? claro la ética me proporciona una serie de normas para yo encontrar el camino, pero es algo personal pues tengo que sacarlo de mi interior, pero ese interior que va a saber discernir el bien y el mal le llamamos conciencia, y la conciencia no es un traje a la medida, porque entonces yo hago mi conciencia y usted hace la suya y tiene que ser una conciencia más que colectiva, una conciencia ética y ahí los códigos de ética, pero los códigos de ética son auxiliares para la formación de la conciencia, lo importante es formar yo mi conciencia y la conciencia como la podríamos definir, es esa ley interior, pero anterior a mí qué me va a permitir y me va compeler a actuar y revisiblemente bien. Entonces todos nosotros hemos formado la conciencia y ¿dónde empezó la formación de nuestra conciencia? pues en el hogar, no tuvimos todos algún día la posibilidad y probablemente, de tomar algo que no era nuestro, ya sea en nuestro hogar con cambio que se quedó ahí en la mesa, no tomar un dulce que no es mío, o ír a un supermercado y se me antojó y se me hizo fácil y ahí depende de los padres de la corrección que sepan hacer, y ahí es donde el padre tiene que formar la conciencia ‘’eso no es tuyo, eso no está permitido, eso no está bien y tienes que devolverlo’’, y a veces como padre de familia, yo supe de uno que le dijo al gerente: ‘’llamé a la policía este niño es un delincuente’’, y el niño lloraba: ‘’padre como me vas a entregar a la autoridad’’, y el gerente estaba compadecido del llanto del niño: ‘’oiga, no sea cruel, no entregué a su niño, yo pago esto pero no se lo lleven’’, finalmente ese muchacho me platicaba ya después de muchos años que llegó a ser director de una universidad de derecho, fundó un buffet de jurídico gratuito y me dijo que :‘’si mi padre no me hubiera corregido ahí, si él hubiera visto con gracia el robo, quién sabe en qué mafia o qué cartel andaría yo’’. Entonces la conciencia la tenemos que formar a través, primero de esa experiencia personal con el bien de esa búsqueda del bien como una guía, es una brújula que nos enseña hacia donde guiar nuestros pasos, pero después a base de las lecturas que van a ser las lecturas de los textos de cada una de nuestras disciplinas, la ética y para eso sirven los códigos de las distintas ramas de la actividad humana, los códigos deontológicos para el abogado, para el médico, para el ingeniero, para el contador.

¿Esas son las fuentes de inspiración?

Más que de inspiración son las fuentes son las guías que nos dicen por donde transitar digámoslo de otra manera, quien se dedica el coaching de manera profesional es indispensable que lea estos códigos absolutamente, y el coaching se va a referir a distintos tipos de empresa ya distintas disciplinas, entonces el coach que no sepa ético, pues que se dedique a otra cosa.

¿Cómo va a ser consciente de que está actuando con la ética?

No nada más tiene que estar consciente, sino ilustrar una ética, si la ética es una experiencia, y es una forma de vida, la palabra ética viene de ethos,  que es una palabra de raíz griega que en un principio estaba referido al ambiente, en la literatura bucólica se hablaba de los pastizales de los campos de los arroyos de los ríos, eso era ethos, y después se va transformando hacia un carácter y hacia una actitud, entonces la ética es una actitud de vida, ya genera en nosotros un sello, un carácter. Nosotros nacemos con un temperamento, algunos son alegres, otros son flemáticos, otros son sentimentales, en fin, pero ese temperamento no es para decir, como dice la canción ‘’o soy monedita de oro’’ y no se trata de decir ‘’yo así soy y así me voy a morir’’ si no que es el temperamento, se va moldeando la base de la disciplina base del estudio a base de las actitudes diarias de la vida y entonces eso es a lo que llamamos carácter, como es el carácter que el carácter es nuestro segunda naturaleza, a veces lo confundimos y decimos ‘’yo tengo mal carácter’’ y no, lo que tienes es un mal temperamento, hay que moldearlo y las personas así alcanzar la perfección a base de un ejercicio cotidiano del dominio y de ejercicio de las virtudes.

Y dentro de todo esto a la gente que se dedica a coaching profesional es indispensable toda esta literatura que ya existe y los códigos diferentes de ética, además los libros de ética, porque los códigos pueden ser promocionales, ósea, promover los valores, hay otros códigos, que como decimos en el acto jurídico, tiene dientes porque se aplican sanciones, por ejemplo, aquí en nuestro colegio de abogados hay una junta de honor, y cuando recibe quejas de abogados que han actuado en contra de nuestro código, pues se someten a un procedimiento ante la junta de honor y la junta de honor puede imponer sanciones.

3

¿Qué tipo de sanciones puede imponer?

Pueden poner por ejemplo una amonestación, una llamada de atención, puede imponerle una suspensión de sus derechos como abogado asociado a nuestro colegio, incluso podría llegar a la expulsión.

Este tipo de asociaciones, ¿son los únicos que podrían amonestar o hacer sanciones a gente que no actuará éticamente?

Si un abogado no es barrista y recibe una queja, sería optativo para él someterse o no al arbitraje de su colegio en esta materia, pero el paso hacia dónde va nuestro colegio y otros colegios importantes como son el Nacional de Abogados de Empresa, y el colegio más antiguo que sería el Ilustre y Nacional Colegio de Abogados, están pugnando para que la colegiación para qué un colegio sea obligatorio por dos razones fundamentales, la primera es para que todo abogado respete un código de ética, y segundo lugar para que el abogado este certificado y tenga una formación permanente, porque también es contrario a la ética que nosotros nos llevamos un título profesional y lo colguemos muy hermoso en nuestra oficina y no volvamos a abrir un libro y no estemos actualizados, que es contrario totalmente a la ética.

¿Entonces aquí es importante que exista una asociación alrededor de todos los que nos dedicamos al coaching?

Por supuesto, porque sino cada quién se va a fijar sus normas éticas, cada quien se va a fijar sus caminos y sobre todo, ¿quién va a calificar que quien ejerce la labor de coaching realmente esté habilitado para ello?

Y esto que está ocurriendo de que haya escuelas que si lo hacen y otras que tienen sus propias reglas, sus criterios, la recomendación es no agruparse, y que esos colegios sean serios, nosotros distinguimos fácilmente cuando un colegio es serio y cuando no lo es, por ejemplo, un colegio que no tiene un código de ética, pues no es colegio, un colegio que no cobra cuotas tampoco es colegio, tiene que tener un patrimonio y tiene que haber una obligación de pertenencia y tiene que haber actividades propias del colegio no nada más un membrete, traer una roseta y decir ya soy barrista.

¿Entonces cuando van a estas escuelas alguien que quiere ser coach y toma su certificación y no vuelve a este colegio no es un colegio?

5No, porque el coaching como toda ciencia y como toda disciplina está evolucionando constantemente, tiene que estar actualizado y tiene que haber un intercambio de ideas, nosotros por ejemplo, aquí en este colegio tenemos múltiples actividades de índole académico profesional tenemos comisiones de todas las ramas del derecho y comités que sesionan una vez al mes y donde se discuten los problemas más importantes del ámbito jurídico y en dónde vienen como ponentes los juristas más destacados de México en todos los ámbitos, vienen jueces, vienen magistrados, vienen procuradores, vienen profesores, vienen abogados postulantes, vienen legisladores, y aquí discutimos todos los problemas y estamos al día y aparte impartimos seminarios muchos de ellos en asociación con universidades para actualizarnos en todas las materias, por ejemplo ahora en derechos humanos, ahora en el juicio oral en materia fiscal en materia de amparo todas las ramas del derecho y con todas estas cuestiones, las innovaciones en cuestiones de contratación pública en cuestiones de hidrocarburos de telecomunicaciones, pues el abogado tiene que estar al día, no podemos porque tenemos que hacer un Leonardo, pero las ramas específicas en las que trabajamos tenemos que actualizarnos.

Y en el mundo que estamos viviendo hoy lo que quiero resaltar es que no hay fronteras para el conocimiento, encontramos de repente un movimiento una nueva énfasis de coaching en Estados Unidos, en España, en Argentina, en México, en Chile, intercambiamos por los seminarios, por internet o presenciales, ahí ¿cómo podríamos agrupar?

Bueno ahí en derecho surge lo mismo, hay agrupaciones internacionales de abogados a las que también tenemos que pertenecer, son dos ámbitos, no hay la obligación de pertenecer, pero en muchos casos compartimos actividades y en México invitan a participar en congresos internacionales, y nosotros los hemos invitado a que vengan a participar a congresos internacionales con México y esos intercambios son los que enriquecen, y hay muchos organismos internacionales en el que también participan colegios extranjeros, y eso enriquece a todas nuestras agrupaciones, aquí por ejemplo tenemos un premio nacional de jurisprudencia que hace algunos años se le otorgó un abogado norteamericano que defendió ProBono sin cobrar un centavo a muchos mexicanos que estaban en espera de que les fuera aplicada la condena de muerte y que no habían sido debidamente asesorados durante los procesos que no había habido asistencia consular, y el obtuvo la revocación de muchas resoluciones y lo que había faltado es asistencia, entonces vino a México con toda su experiencia y le dimos orgullosamente nuestro colegio el premio nacional de jurisprudencia y en nuestro colegio tenemos también la designación de asociados honorarios que son abogados que en sus distintos ámbitos y en relación con México han llevado un ejercicio profesional académico que trasciende las fronteras de su país y que ha beneficiado a México y los hemos designado también en este colegio como miembros honorarios barristas honorarios de la barra mexicana del colegio de abogados.

Abogado estamos cerca del final, me gustaría que nos ayudará con dos puntos de vista diferentes, uno para la gente que quiere ser buen coach profesional ¿qué tendría que tener en cuenta para ser ético? y otro a la comunidad de todas estas escuelas, no sólo del país, hay muchas escuelas internacionales del que no están asociados, habrá alguna internacional que sí pero la gran mayoría no, entonces sí nos ayudará con alguna recomendación o comentario.

En la gran mayoría yo diría como todo profesionista, como todo profesional de de una materia, pues lo primero para ser ético es dominar la materia, ósea no puede haber un abogado que se diga ético que nos domine la materia a la que se está dedicando, que no conozca las bases y que no conozca la especialidad, ese sería el primer requisito ético, el segundo lugar que conociera las normas éticas normas específicas para determinar las resoluciones que tomemos que tomar todos los días, por ejemplo, el cobro de honorarios nuestro código de ética nos señala los lineamientos, no debe pecar de exceso ni de defecto, la publicidad ¿cuál es la publicidad permitida para un profesionista, cómo promoverse?, y tiene que ser siempre respetuosa de la dignidad del ejercicio de nuestra profesión, del ejercicio del coach anunciando la venta de un producto, de un servicio profesional,  tiene que haber un respeto y una dignidad para ese servicio, el conflicto de intereses, si yo he dado coaching a una empresa puedo dar a la otra en secreto profesional, el coach tiene un secreto profesional tiene que ser sumamente sigiloso de guardar el secreto, porque al coach como al abogado le tienen que revelar todo el intríngulis de una empresa, de un servicio y él tiene que guardar absoluto secreto sobre estas confidencias que le hace el cliente que le solicita sus servicios, entonces la ética va entrando en todas esas formas de actuar diariamente, por ejemplo, el coach ¿cuál va ser la relación con sus clientes?, ¿cuál va ser la relación con la empresa?, ¿cuál va a ser la relación con otras empresas y con la competencia? Entonces, ¿qué es lo que está permitido hacer y qué es lo que no está permitido hacerse? entonces una persona que ignora eso, que lo pasa por alto como muchos abogados que dicen que todo está permitido con tal de ganar los asuntos, con tal de ganar un cliente y eso es la mentira más grande, entonces es evidente que el coaching tiene que tener normas éticas fundamentales y que en muchas de ellas son comunes en todas las profesiones que son muy parecidas.

Entonces que tenga presente esta formación ética que sepa qué es lo que tiene que hacer, los códigos de ayuda, los libros de ayuda, y la formación de su conciencia, esa se forma también día con día, tener nuestros principios morales bien fundados y que no sean elásticos a la medida.

¿Y qué hacemos con todas estas escuelas que están formando coaches, que están dando técnicas, que están entrando al mercado?

4Yo no sé en qué medida puede hacerse. Nosotros también aquí en nuestro colegio tenemos relación, nuestra finalidad fundamental como colegio es la dignificación de nuestra profesión, y la de un colegio de coaching debe ser también eso, que se dignifique, que esté a la altura del servicio que está prestando, nosotros tenemos, y el gobierno federal lo ha establecido, un órgano que se llama el COPAES, que es el consejo para la acreditación de la enseñanza superior, y dentro de esa enseñanza superior está la carrera de derecho junto con las carreras que todos conocemos, en nuestro colegio junto con otras colegios y asociaciones profesionales fundó una certificadora qué depende del COPAES, nuestra certificadoras se llama el consejo para la acreditación de enseñanza del derecho y estamos autorizados por el COPAES para certificar a las escuelas de derecho. Entonces tenemos un órgano, tenemos un grupo de profesionales profesores de tiempo completo de distintas universidades que se constituyen en las escuelas de derecho y revisan toda la estructura de esa universidad, los planes de estudio como captan alumnos su biblioteca sus programas de investigación, sus cursos de posgrado, en fin todo lo que haga esa universidad sobre todo en cuanto a la licenciatura, sus propias instalaciones. Entonces si pasan una determinada calificación se le certifica y eso quiere decir que es un camino hacia la excelencia, pasiones que se dedican a impartir la enseñanza en las escuelas de coaching que no son serias jamás se van a poder someter como las escuelas, que les llamamos escuelas patito, no vienen a nosotros para que lo certificamos porque saben que no van a aprobar, hay casos patéticos de universidades para obtener el reconocimiento de validez oficial de parte de la secretaría tanto federal como de los estados, cuando llega el inspector alquilan una biblioteca, hay bibliotecas que se rentan y ya es un oficio, ¿de qué tipo de enseñanza puede hacer? y los pobres alumnos que salgan de ahí, el día que haya colegiación obligatoria y que tengan que sustentar un examen no sólo de su universidad, que obviamente los va a pasar, pero de un colegio para que pueda ejercer su profesión tenía que haber calificado ese examen, obtenido una calificación satisfactoria nunca lo van a poder obtener, entonces es un fraude esa educación y lo mismo puede pasar con ustedes un coach que en un mes le dan un curso para ser coach.

De hecho es algo que tenemos que estar combatiendo, porque existe este fenómeno, hay escuelas de que en un fin de semana con 40 horas intensivas ya se convierten en coach, las que sí lo hacen bien, los seminarios son de 160 horas mas de práctica, pero aún así no hay un organismo que lo promueva.

Ahí está bien las autoridades el regir porque es una actividad muy importante y que puede prestarse a todo tipo de fraudes y de dar un servicio que no cumpla aunque no tenga un nivel ético, y estas escuelas que lo quieran hacer bien, deberían asociarse, colegiarse, deberían estas escuelas pedir una certificación de parte del gobierno federal para que las acreditará como tales, entonces si hay camino y se debe hacer porque es una actividad importante.

Y esto es independiente de que existan otros organismos internacionales y locales siempre aquí obviamente si apenas está surgiendo la vida del coaching pensar en un organismo internacional que lo maneja sería muy difícil, pero lo que puede hacerse es una legislación que los rija internamente y luego establecer relaciones internacionales. Ahora como todo, si un mexicano quiere ir a ejercer coaching a otro país, bueno tendrá que estar certificado en otro país como un abogado mexicano que quiera ir a litigar a los Estados Unidos, a España, a Francia, que tenga que aprobar el examen del colegio correspondiente y ahí hay abogados que están capacitados y que están reconocidos para trabajar y desempeñar y prestar sus servicios en otras latitudes.

Parece ser que ética es un tema serio y profesional, el coaching debe conocerlo profundamente y respetar importancia, y ver toda esta amplitud. Abogado le agradezco muchísimo es un placer.

 

Código ICF: Mirna Pérez Piris

portada mirna

Mirna Pérez Piris, prestigiosa Coach y colaboradora de la International Coach Federation (ICF) por muchos años. Líder del comité de Regulación de ICF Global y del Comité de Ética de ICF Latinoamérica.

Estimada Mirna, reiteramos el agradecimiento por tu colaboración en este reportaje, y platícanos ¿cómo se da tu participación en el código de Ética de ICF?

Desde el principio estuve colaborando con ICF a nivel global, primero como representante de Latinoamérica en el Foro Global que existía, cuando se disolvió el mismo, me invitaron a participar en el evento en Vancouver y posteriormente en el comité de Regulación del Coaching. Posteriormente, me invitaron a que liderara el comité de Regulación. Estuve trabajando con Regulación durante unos cuantos años, hasta que se concluyó un proyecto sobre éste tema. Luego estuve como Líder del Comité de Ética en Latinoamérica y éste año estuve colaborando en la revisión del código de ética de la ICF.

Relacionado con el tema de la Regulación del Coaching para mi es muy importante desde una mirada ética porque la postura de ICF es autorregularse y considero que es valioso porque para autorregularse debemos tener unos estándares de ética muy bien fundamentados. El tema de ética viene porque a mí siempre me ha interesado.

Simplemente si nosotros pudiéramos ver el valor de lo que es la ética, nos ayudaría mucho como seres humanos y a la sociedad.

¿Cuál es el valor de la ética para el ser humano?

Si todos podemos entender el regirnos por unos valores éticos comunes o principios básicos de respeto, transparencia, etcétera, hay muchos valores como tal, entonces desde esa mirada, podemos entonces interactuar con otros desde un mismo conocer, un mismo ser y desde ahí tratar a todos por igual e igualmente, que nos traten a todos por igual.

Yo considero que cuando uno se cuestiona ¿cuál va a ser mi legado a la vida?, el cómo yo quiero ser recordada y cuál es mi contribución, hace a uno reflexionar sobre cómo es uno en la interacción con otros. Desde una mirada ética, para mi es importante que yo pueda decir, por ser ética me comporto de una manera congruente, coherente, etc., y de respeto hacia y con las personas con quien interactuó.

¿Se necesita una conciencia de un legado y de una interacción con otra persona?

El legado es cómo yo quiero ser recordada por las personas con quienes interactuó, y el nivel de consciencia es lo que me interesa cada vez reforzar como parte de comprender que vivimos en relación con otros. De ahí el respeto y los valores que platicaba anteriormente. Elevar el nivel de consciencia sobre ¿cómo soy en relación con otros?, ¿cómo es mi comportamiento?, ¿me cierro, me abro, aporto?, ¿trato de ver el beneficio propio versus el beneficio mayor para todos?, ¿quién soy yo desde esa mirada?

La gente usamos los términos sin los distingos adecuados: moral y ética

Se parecen mucho y son distintos. Usualmente se usan como un mismo concepto.  Sin embargo, como sabes en el coaching se usa el concepto de las distinciones y el hacerlo nos da claridad y nos ayuda a crear un mayor conocimiento de qué si y qué no, a distinguir como mencionas y en este caso el distinguir moral de ética nos ayuda a tener un mayor marco de referencia.

Como referencia: la ética es parte de la Filosofía que trata de la Moral y las Obligaciones del hombre, equivalente a los estándares de conducta y la Moral es la costumbre, tradiciones y creencias que se reflejan en las convicciones personales sobre lo que es correcto y lo que no es correcto.

¿Uno son las tradiciones, las costumbres y lo otro son como los principios?

Te comparto: la ética son como las bases, los cimientos, esto es lo que es. Y la Moral viene a ser el compás por donde me dirijo. Otros temas interesantes a considerar son los valores, las creencias y también cómo puede influir la cultura. De acuerdo a la cultura pueden haber diferentes interpretaciones sobre algún tema en particular. Por eso es que cuando me preguntan las personas, la ética solita, es como un tema filosófico sumamente amplio y tiene muchas ramificaciones, entonces poder discernir, filtrar para entender qué tiene que ver esto con coaching creo que es parte de empezar a entender de qué estamos hablando. Algo que me compartieron sobre ética es: si les preguntas a cien personas qué es ética, vas a tener cien definiciones diferentes. Es muy complejo crear esa uniformidad, entonces, ¿qué estamos trabajando cuando hablamos de Coaching y la ética? Lo que estamos hablando es de Coaching Deontológico, que es la ética aplicada a una profesión.

¿La Ética y la Profesión nueva del Coaching?

IMG_3181Bueno hay personas que dirían que sí, que es joven, lo que hay que entender es que viene de muchas ramas del conocimiento, del saber y desde esta mirada, muchos de sus principios son muy antiguos; lleva algunos años pero lo que si yo he podido observar es que cada vez más va en crecimiento, que tiene mayor auge.

¿Cada vez hay más coaches preparados?

Hay mucho interés de las personas en convertirse en coaches y mucho interés en las personas por tener su designación, credencial. Y contestando a tu pregunta, desde mi mirada sí creo que sí hay un mayor numero de coaches preparados.

¿Entonces la Ética Deontológica es para aplicarse en la práctica del Coaching?

¿La deontología? El código deontológico, lo que son las bases de un comportamiento ético, sí es bueno porque da una validez, sobre lo qué es el Coaching, ¿Por qué? Porque crea uniformidad con respecto a las conductas asociadas al coach bajo las cuales se compromete, da la credibilidad, un coach se comporta y es de esta manera y estos lineamientos son los que trae en una conversación, en una negociación, en una interacción; entonces, si yo voy a contratar un servicio de coaching y sé que la persona se rige por el código de ética ya sé que hay unos principios básicos con los que esa persona se está comprometiendo.

¿Cuál sería, si se puede decir así, el código de ética del Coaching?

El que yo conozco es el de la Federación Internacional de Coaching.

¿En qué consiste?

El Código de Ética de la ICF consiste de un preámbulo, la primera parte consta de definiciones. Parte dos: los estándares una conducta Ética de la ICF con respecto a una conducta ética, aquí existen cinco secciones, (1) la conducta del coach en general, (2) conflicto de interés, (3) conducta profesional con los clientes, (4) confidencialidad/privacidad, (5) educación continua. La tercera parte es lo que se conoce en Inglés como el “The ICF Pledge of Ethics” equivalente a la Promesa o compromiso con el Código de Ética de la ICF.

Es un código al cual se le ha dedicado tiempo y cuidado en su desarrollo. Es profundo. Como mencione anteriormente, se define lo que es coaching, lo que es una relación profesional de coaching, los roles en una relación de coaching con respecto a distinguir entre quien es el cliente y el patrocinador y la definición sobre conflicto de interés. Se aborda el tema sobre la conducta profesional en general y con respecto a la interacción con los clientes. También se aborda el tema de confidencialidad que es fundamental para la profesión de coaching. Esto permite darle un espacio único en la relación entre coach y coachee para profundizar sobre temas importantes y relevantes.

Es ofrecer el marco sobre las conductas asociadas al Coach que se rige por el Código de Ética de la ICF donde mencionan puntos específicos. Lo más indicado es ir directamente al Código para leerlo en detalle.  En particular porque como te mencione al principio, el Código de Ética de la ICF ha sido recientemente revisado. Por ejemplo, algo que en conferencias he visto que abordan es el tema de quién es el cliente. De ahí la definición sobre quién es el cliente es un tema relevante. Lo que se busca es que haya total claridad y transparencia al distinguir entre el patrocinador y el cliente. En ocasiones puede ser la misma persona si es sólo un acuerdo entre el coach y el coachee (cliente). Sin embargo por ejemplo si es un coaching empresarial, puede estar el patrocinador quien contrata los servicios y el coachee que es quien participa del proceso de coaching quien es el cliente. Lo que se busca es que en el acuerdo se establezca claramente los roles y responsabilidades tanto del cliente como del patrocinador si éstos son diferentes personas.

IMG_3146

Lo primero: ¿el acuerdo  sobre con la persona que va a recibir el coaching?

Lo que sucede es que, cuando son empresas el panorama cambia porque involucra además del coachee, a personas interesadas en el proceso como puede ser Recursos Humanos, el jefe inmediato u otros. Entonces se requiere de mayor claridad en particular con el tema de la confidencialidad.

Se conoce como los patrocinadores en inglés “stakeholders”. Desde esa mirada, es saber distinguir el rol de cada quien, entender cómo mantener la confidencialidad de la relación con el coachee y como comunicar a los interesados que se mantendrá la misma como parte del proceso.  

Esto que tocas es importante y delicado, a veces te contratan desde Recursos Humanos o el Jefe inmediato  y creen que, por contratarte, tú tienes que decirles  lo que tratas en la sesión con el coachee.

Por eso es que es tan importante el acuerdo, porque todo esto debe estar en el acuerdo para que haya claridad. Lo que se busca es que se mantenga la confidencialidad de las conversaciones, interacciones entre el coach y coachee. Aunque hay que comprender que pudiera haber situaciones, que pudieran limitar esta confidencialidad. Por ejemplo, si hubiera la posibilidad de que pudiera haber causa de daño físico a terceros o la misma persona o haya una orden judicial a causa de algún litigio donde se solicite que se comparta alguna información. Sugiero ir al Código para ver exactamente como esta esto contemplado, porque es amplio. Entiendo que esto no es común y nunca he tenido este tipo de experiencia por lo que no puedo ahondar en este asunto, pero considero que es importante que esto quede clarificado en el acuerdo y que se comunique por escrito a las partes para que estén informados (hacer referencia al Código donde se proveen los detalles).

Volviendo a tu pregunta, ellos tienen interés en saber cómo va el proceso y los resultados del mismo. En particular porque son los que auspician el proceso de coaching. De ahí la importancia de que haya claridad y se haya comunicado sobre la “confidencialidad”.

Sí, como que el Coach profesional lo debe aclarar desde el principio.

Efectivamente, este proceso es confidencial en particular las conversaciones entre coach y coachee. Lo que quizás se pueda compartir con Recursos Humanos es las veces que se han llevado a cabo las reuniones, por ejemplo el numero de horas. Si el Coachee está de acuerdo en compartirlo, las áreas donde se va a enfocar el proceso y al final del proceso los logros. Lo que son las conversaciones, las dinámicas eso es confidencial. La idea aquí es que si te pregunta el jefe, si te pregunta recursos humanos, en forma casual, oye y ¿cómo está esta situación? Uno debe tenerlo tan presente que, no porque te preguntaron así, uno vaya a decir algo. A mí me han preguntado casualmente y digo: sabes que es confidencial y no te lo puedo decir, no lo puedo compartir y lo comprenden y respetan.

Yo diría que es importante para mantener la relación entre el coach y el coachee mantener la confidencialidad y para mantener esa confidencialidad entonces es importante que las personas al honrar el acuerdo de un proceso de coaching puedan entender quiénes son las distintas personas que participan y comunicarlo por escrito.

Primero es la definición ¿y después vienen, conductas?

Primero es el Preámbulo, luego las definiciones y como mencionas luego los Estándares de la Conducta Ética de la ICF, donde la primera sección es la conducta profesional en general del coach. Antes de entrar en el tema de las conductas, quiero clarificar que bajo las definiciones, se establece que el coach se adhiere a seguir las competencias de la ICF y que se rige bajo el código de ética de la ICF.

Con respecto a las conductas, éstas están en la parte dos, los estándares de la conducta ética de la ICF y la primera sección es la conducta profesional en general donde se reitera la conducta de actuar acorde al Código de Ética de la ICF en todas las interacciones, incluyendo como entrenador, mentor y supervisor. Entre las conductas se menciona el comunicar con exactitud las credenciales, designaciones, calificaciones que uno tiene como Coach. También reconocer y honrar las contribuciones de otros. Como mencione anteriormente, es un documento amplio que es mejor ir directamente al Código en si para una mayor comprensión del mismo.

Respecto a credenciales, se refiere a: ¿dónde me entrené?, ¿mi experiencia profesional previa?, ¿dónde estudié?, ¿cuál es mi teoría?, ¿cuántas horas de práctica?,¿qué certificaciones he tenido?

aSí, esto también tiene que ver mucho con las credenciales que se tienen, como sabes la ICF maneja tres tipos de credenciales el “Associate Certified Coach (ACC), Professional Certified Coach (PCC) y Master Certified Coach (MCC)”, entonces ¿qué sucede? Si eres un coach de la ICF tu sabes que si existen estas tres designaciones, entonces, ¿si las tienes?, las puedes utilizar, si no las tienes pues no las utilizo. En esencia, comunicar cuáles son mis calificaciones, mi experiencia, mis credenciales con total honestidad.

Reconocer, esto aplica a cualquier tema, solamente lo que son mis contribuciones, los hago propios. Materiales que son de otros no digo que son míos. Otra cosa que es importante entender es en qué momento situaciones mías personales pueden interferir en un proceso de coaching, para poder tomar acciones al respecto. Esto es muy importante saber para comprender en qué momento se termina o no la relación con un coachee, de ser requerido.

Otro caso: hay ocasiones donde el coachee te pide que, no nada más seas coach, sino también que seas consultor, psicoterapeuta o capacitador, ¿cómo sería ético actuar?

Y qué te parece si desde el principio, puedas establecer qué necesitas de mi como consultor y qué necesitas de mi como coach, para poder yo entender qué es lo que estás buscando. Esto es importante al momento de la contratación para asegurar que tanto el coachee como el Coach tienen claridad sobre lo que están acordando, si es coaching o consultoría. En particular porque hay personas que dicen que son consultores y son coaches y personas que dicen que son coaches y son consultores o ambos.

Puede ser que sean competentes en ambos, consultoría y coaching. Siendo así, cuando puedas dar esa función dual sería apropiado comunicarlo y distinguir desde un principio para mantener esta claridad, por ejemplo, lo que tú necesitas es un consultor no un coach.

Hay veces te pasa en la misma sesión.

A mí me ha pasado y lo que yo hago es decirle en ese momento, sabes qué, lo que me dices en este momento no es coaching, porque lo que tú me estás haciendo es una consulta sobre algo técnico. Si el coach es experto en el tema podría hacer una distinción y clarificar que en ese momento es consultoría y no coaching. Lo que hay que tener cuidado es en hacer de consultor cuando no se tiene los conocimientos sobre el tema. En tal caso desde mi postura es mejor comunicarle al coachee, sabes eso no te lo puedo contestar porque no soy la persona experta en ese tema y además mi función es de coach. Hay que tener mucho cuidado para que no haya confusión y en particular para que el coachee al verte o considerarte como consultor en vez de coach no piense que tienes todas las respuestas a sus preguntas, en particular cuando en coaching quien se busca que tenga las respuestas es el coachee.

Es muy delicado, es ahí donde uno tiene que tener sutileza para ver qué es lo que está sucediendo. Esa es la parte más importante de estar presente, al 100%, para poder ofrecer y tener esa claridad.

Es parte de la responsabilidad como coach, poder definir o eres coach o eres psicoterapeuta, ¿en dónde también está tu fortaleza?, ¿en dónde puedes contribuir para beneficio de la persona? Realmente para empezar, qué hace que una persona quiera ser coach, en qué va a contribuir y cómo, al beneficio del otro y desde ahí poder comprender qué es lo mejor para la persona en particular si está entrando en un área en donde uno no tiene conocimiento por ejemplo, si no soy terapeuta evitar entrar en esa área.

Tema sensible éste.

Es muy delicado. Es importante desde mi mirada que el coach tenga y pueda ofrecer a su cliente las distinciones sobre que si y que no es coaching y clarificar las diferencias entre el coaching y otras profesiones como es la consultoría, psicoterapia, mentoría, etcétera. Se espera que el coach tenga conocimiento de las distinciones y que teniendo esa claridad se lo comunique a su coachee. Dentro de la ICF se establece con claridad estas distinciones sobre que es Coaching y como difiere de otras profesiones.

¿Qué más tenemos?

Aquí, por ejemplo el código de ética de la ICF establece que las personas se van a regir bajo el código de ética no solo cuando están en su sesión con el coachee esto se extiende también cuando son entrenadores, cuando tienen programas de certificación o mentores o en calidad de esas condiciones , porque no sé si cuando te certificaste, a mi me pasó, los profesores que yo tuve en Georgetown ellos están haciendo coaching con uno, ellos tienen que regirse por éste código de ética de la confidencialidad, lo que se dice en el salón es igual que si estuviésemos uno a uno, eso también es importante tenerlo presente.

Lo que te estaba mencionando hace un ratito el tema de cómo cuidar de los documentos del cliente así como su confidencialidad y privacidad.

¿Qué debería hacer un buen coach ético con notas y documentos?

mirnaEsto es algo que está muy interesante, hay coaches que no escriben, hay gente que solamente hace notas y simplemente hay que tener cuidado con todos esos documentos, ¿por qué? Por la confidencialidad.

Hay que ponerlos en un lugar.

Seguro, lo más seguro posible y si es posible bajo llave, que no estén accesibles a cualquier persona.

¿Hay alguna obligación de conservarlos?

En estos momentos no hay nada como tal. Yo de una forma particular, después de un tiempo le digo a mis clientes que estoy destruyendo todos sus documentos. Es más bien el mismo tema de la confidencialidad. Le aviso que estoy destruyendo todos sus documentos, ¿me das permiso? Si, o me dicen No porque los voy a querer en algún futuro y necesitaré esos documentos.

Entonces: ¿el cliente tiene la decisión?

Considero que es cortesía preguntarle al cliente sobre sus documentos, si quiere que se destruyan, si quieren que se les entreguen. También depende de los acuerdos previstos en el acuerdo o verbalmente con el cliente. Otro tema relacionado es por ejemplo la información en la computadora. Por ejemplo, y si alguien entra a mi computadora y ve los nombres de los clientes que yo tengo, entonces hay que saber en dónde uno debe guardar los documentos, que tipo de seguridad, que tipo de protección, tenerlo presente.

De hecho en México existe la ley de protección de datos personales que regula como manejar este tipo de información, y se clasifica en información confidencial y sensible de la persona. En una exposición del abogado conocido en la comunidad de Coaching, Carlos Corral nos definió esta situación.  

 

 

¿El Coach tiene responsabilidad en las “tareas” y acciones que hace el coachee como resultado de su intervención con el coach?

Existen evaluaciones, libros, artículos, prácticas, etcétera, que podrían ser recursos en un proceso de coaching. Sin embargo, con respecto a tu pregunta si me estás preguntando desde un aspecto legal, desconozco porque no tengo los conocimientos legales. Desde una mirada ética es qué podría ser o no ético, usando como referencia lo que establece el Código de Ética de la ICF.

¿Qué hay sobre conflicto de intereses y sobrevender Coaching?

Aquí son distintos puntos, aquí está el tema del conflicto de interés y de haber algún tipo de conflicto de interés, tomar las acciones indicadas. Por ejemplo, coaches me han preguntado si pueden recomendar un servicio en particular, si el coach va a recibir un beneficio económico. También, si hay algún intercambio, porque a veces se hace el trueque, que ese trueque sea justo que no porque sea trueque, la aportación a ese proceso de coaching no sea igual (de la misma calidad) que si la empresa o el/la coachee estuviera pagando.

Otro tema es la conducta con los clientes, aquí hablamos otra vez sobre el tema de decir la verdad de lo que puede ser el potencial del proceso de coaching, esto es decir qué se puede lograr, qué no se puede lograr, hay que tener mucho cuidado con esto, hablar éticamente de lo que es cierto tanto para los clientes como para los prospectos. No sobrevender, cosas que sabes que no son realistas, o sea yo no puedo garantizar que en un proceso de coaching una persona va a lograr tantos éxitos, va a ser tan grandioso un proceso de coaching en tres semanas los resultados van a ser un 300% mejor de lo que se estaba dando el año pasado. Estoy exagerando, pero es para presentar este punto.

Entender la naturaleza del coaching, las limitaciones, la confidencialidad. También, comprender si el coachee está comprometido con el proceso de coaching y de ser requerido respetar la decisión de un cliente de continuar o no con su proceso de coaching.

¿El coachee puede también decidir cuándo terminar un proceso?  

IMG_3151Para mí, sí. Pero esa es mi interpretación. Entender cuándo éste coachee pudiera ser mejor atendido, beneficiado con otro coach, por otro profesional.

Y lo otro también poder definir, como decíamos hace rato, en qué momento esto se convierte en terapia y no es coaching, para que entonces la persona sea quien decida si desea buscar otras opciones. Ahí es la capacidad del Coach de poder distinguir y transitar por terrenos que no son de su conocimiento y que quizás ni siquiera tiene la preparación para hacerlo o aunque la tuviese no es coaching.

¿Qué hay del compromiso ético?

Es importante que al leer el código de ética, se entienda, que se sepa que es lo que se espera de los Coaches y que, contribuya a la credibilidad de la profesión de coaching. De ahí que la última parte del Código de Ética de la ICF es el compromiso, la promesa de cumplir con el mismo. Como sabes existían preguntas sobre “si el coaching es una moda o está para quedarse”. Sin embargo, como puedes observar cada día el Coaching está más sólido, al menos así yo lo veo. Por eso consolidar el Coaching desde una mirada ética desde mi punto de vista va a ser de beneficio para todos nosotros, tanto los coaches, como los clientes, la profesión en general y la sociedad.

¿Continúas en el comité de Ética de ICF?

Hace dos años estuve de líder en el comité de ética de Latinoamérica y éste año tuve un gran regalo por parte de la persona que se quedó a cargo. Cuando yo dije que ya era mi último año en Latinoamérica como líder del comité de ética de la ICF, siguieron trabajando y me llamaron para que yo fuera la coach mentor porque yo había puesto los cimientos. Acepte porque me sentí y me siento muy honrada por la calidad de mis colegas y personas extraordinarias que he tenido la oportunidad de conocer en mi camino como coach.

Estamos terminando el tema es inagotable, no sin antes agradecerte, ¿qué te gustaría decirle a la comunidad y curiosos del coaching?

Luis Fernando, primero quiero reiterarte las gracias por este espacio, el cual te agradezco y quiero clarificar que los temas que hemos abordado son algunos asociados al Código de Ética de la ICF.  Como mencione anteriormente, este año hubo revisiones y esta con mayor información y modificaciones por lo que sugiero que lean el mismo y lo comprendan su contenido.

bAdicional, me gustaría decirle a los coaches y a los curiosos que quizás no son coaches que lo que a mí me gustaría transmitir es cómo podemos elevar nuestro nivel de consciencia, cada uno de nosotros, de que el código de ética o la ética no sea solamente un papel sino que sea algo que se viva, que se sienta, que no sea nada más cuando eres coach, con tu cliente o con tu patrocinador, sino como tú eres las 24 horas del día, en interacción con todos. Porque ese nivel de consciencia es lo que vas a traer en una conversación. Es la búsqueda constante de enriquecernos, madurar como seres humanos, que al elevar los niveles de nosotros mismos, contribuyamos a las personas que tenemos enfrente, no solamente a ellos, sino a cada persona con la que interactuamos. Tengo una cliente que le dije que estoy trabajando en un proyecto en donde yo pueda dejar un legado y me dijo, el legado ya lo hiciste conmigo, porque a través mío, no sabes cómo estoy interactuando con otras personas. Y me dijo “me cambio la vida”. Entonces si de uno a uno lo podemos hacer, imagínate todas las interacciones que tenemos en el día a día, siendo unas personas que tenemos un compromiso y es de nosotros hacia nosotros y a la sociedad y al mundo.

Muchas gracias a Mirna Pérez, Presidente pasado del Capítulo de ICF México.

 

 

Anuncios